La startup escocesa Trojan Energy aseguró una ronda de financiación inicial de £ 4.1 millones,  para respaldar la distribución de sus puntos de carga de vehículos eléctricos y de sus planos en la calle. Equity Gap lideró una ronda de financiación de £ 1 millón; otros inversores consideran SIS Ventures, Alba Equity y el Scottish Investment Bank. La financiación de capital desbloqueó £ 3.1 millones adicionales de Innovate UK, la agencia de innovación del Reino Unido.

El problema a resolver, es el cómo cobrar a los propietarios de vehículos sin acceso a estacionamiento fuera de la vía pública, esta es justamente, la misión de Trojan Energy, ya que esta situación, se está convirtiendo en un obstáculo importante para la adopción de vehículos eléctricos en áreas urbanas. Trojan estima que alrededor de 10 millones de personas en el Reino Unido, y 100 millones en Europa, se estacionan en la calle.

Comprensiblemente, las autoridades locales están reacias a instalar grandes cantidades de estaciones de carga convencionales, puesto a que las mismas ocupan un valioso espacio en la acera. Algunas empresas del Reino Unido han desarrollado soluciones innovadoras,  tales como las estaciones de carga de postes de luz de char.gy y los cargadores emergentes de Urban Electric.

Trojan Energy, propone una solución utilizando un punto de carga que es plano y al ras del pavimento, eliminando así la necesidad de sacrificar el espacio peatonal. Los usuarios llevan una “lanza” de carga, una especie de cilindro del tamaño de un émbolo con una manija, en sus vehículos, y  para comenzar a cargar, solo deben enchufar la lanza en el punto del conector.

 

Los nuevos fondos, serán utilizados por Trojan Energy, para avanzar en las pruebas y la certificación de su producto. Para principios de 2021, la compañía apunta a instalar las primeras 200 unidades en los consejos de Brent y Camden. Se está trabajando en la preparación de un producto similar para propietarios de viviendas. El foco inmediato de Trojan Energy, es El Reino Unido, pero a largo plazo, espera exportar a Europa, India y China.

 

Ian Mackenzie, CEO de Trojan Energy, dijo: “Queremos asegurarnos de que los beneficios de la transición baja en carbono puedan ser realizados por todos y no solo por aquellos con una entrada de autos. Con esta inversión, nuestra visión se ha movido un paso más cerca”.

 

Por su parte, el director de Equity Gap, Fraser Lusty, dijo: «Nos complace respaldar a Trojan Energy  y a su sólido equipo escocés que han aportado su experiencia del sector de petróleo y gas para asociarse con la industria, los proveedores de energía y los consejos para ayudar a acelerar la adopción del uso de EV en áreas urbanas densas donde se necesita la tecnología la mayoría”.

 

Kerry Sharp, director del Scottish Investment Bank, dijo: “Es esencial desarrollar una solución innovadora, no invasiva y rentable para el problema que plantea la carga en la calle. Al contar con años de experiencia comercial y de ingeniería, creemos que el equipo de Trojan Energy puede lograrlo”.

 

 

Fuente: Charged